jump to navigation

PROPOSITOS March 28, 2008

Posted by yazteca in Pensamientos.
trackback

Encontre este estrito de un maestro y hermano y me gustaria compartirlo con ustedes.

EL BUSCADOR DE MISTERIOS

Por el M:. R:. H:. José Schlosser

Nunca
tuve el propósito de proclamar la originalidad de mis reflexiones. Mis
conclusiones son primarias, una simple estación para comenzar un viaje
interminable en búsqueda de respuestas. Solo yo puedo saber que muchas de
aquellas, primitivas e informes aun, fueron el fruto de un largo trabajo
deductivo. Lamentablemente las bases informativas fueron insuficientes: este es
el destino del autodidacta que desarrolla su tarea intelectual en tierras
extrañas, donde el material de consulta filosófico o científico disponible en
su idioma de trabajo es escaso. Grande es la barrera que alza un lenguaje ajeno
para un lector que como yo debe releer varias veces el texto en hebreo o en
inglés para comprender planteamientos que aun en castellano serian difíciles de
asimilar. Algún día, los gestores de los planes educacionales en España y Sud
América dejarán de lado el justificado pero limitante orgullo que despierta el
idioma cervantino y aceptarán que en el mundo del año 2000 las fronteras han
sido arrasadas y que por ello es imprescindible el conocimiento del idioma
inglés al mismo nivel que el del castellano, para permitir que las masas de
iberoamericanos, y no solamente una elite privilegiada, puedan participar en la
gran revolución científica y espiritual que se lleva a cabo, – nos guste o no,
– bajo el liderazgo de los países desarrollados y especialmente de los
norteamericanos. Sin embargo, como un hambriento ratón de biblioteca en busca
de nuevas páginas para saciar su voraz apetito, pido a mis amigos del exterior,
rebusco en bibliotecas y hasta me conformo con las apetitosas sobras que me
dejan saborear colegas en la misión de pensar, mas afortunados que yo en
capacidad y disponibilidad bibliográfica y cuyos artículos encuentro en las
revistas que me llegan. Así me ha pasado con mis trabajos: al día siguiente de
haber terminado alguno de ellos, ya me dediqué a continuar mi investigación. A
mi edad, el tiempo aumenta su valor con cada día que pasa y desaprovecharlo es
una pérdida irrecuperable. Nuevos tesoros del pensamiento universal se
extendieron bajo mis ojos, y para mi sorpresa, encontré muchas veces
exposiciones claras e insinuaciones brillantes sobre las mismas ideas sobre las
que yo había trabajado. Créeme, paciente lector, que ni por asomo me sentí
frustrado al ver desmoronarse mis expectativas de aportar un aspecto novedoso. Por
el contrario, me invadió una euforia intelectual indescriptible al ver
plasmadas en frases envidiablemente claras y precisas, muchas de las
conclusiones que yo había tratado de transmitir en forma tanto más trabajosa e
infeliz.

Porque esto afirmó mi convicción de que la mente de
los hombres, sin importar el tiempo ni el lugar, vibra permanentemente en la
misma frecuencia que el Logos Cósmico y que gracias a esa armonía logra revelar
pequeñas pero trascendentes partes de las verdades eternas. Estas revelaciones
pueden parecerle ínfimas al crítico que las juzga con escepticismo
materialista. Pero quizá él se olvida que esta ansiedad por desentrañar los
misterios del Universo comenzó a crecer aceleradamente apenas ayer, hace cien
mil años, – una cuatrocientas mil ava parte de la edad del Cosmos, – cuando el
hombre inició el desarrollo de las características simbólicas de su lenguaje,.
Mientras el hombre sea tal, su inquietud lo seguirá llevando por este camino
interminable de pasión por la Verdad. Cómo no expresar el orgullo que siento
por ser sencillamente un hombre que piensa y que vibra al unísono con esta
intemporal armonía ideológica que abre la esperanza de que en un instante del
futuro infinito, la mente conquiste el Todo conocible. Cada fenómeno de la
naturaleza y cada acto del hombre encontrarán entonces su ubicación dentro de
la trama de leyes universales. Será este el momento del perfecto equilibrio
existencial cuya expresión será la Virtud. Cada vibración de energía, cada
manifestación material o espiritual ocuparán su lugar dentro del Orden. Será
entonces cuando todo adquiera sentido, cuando la redención mesiánica revele su
simbolismo: cuando muestre que ella es la Idea, que por definición estará
imbuida de esencial Bondad.

Al declarar el masón en su ceremonia de Iniciación
que su objetivo es conocer la Verdad, se está comprometiendo a integrar las
legiones de iluminados que a través de los milenios se dedican a la tarea de
desentrañar los misterios de la Creación. El simple deseo de participar será su
mejor aporte y el que justificará su labor. El Taller es el vértice de una
pirámide luminosa en la que el Iniciado podrá encontrarse a sí mismo y donde se
le ofrecen inigualables posibilidades para su desarrollo personal. Comienza tu
ascenso a ella, Hermano y acompañémonos mutuamente en esta gran tarea.


Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: